Cultura

Chan Chan: una jornada inolvidable para visitantes con habilidades especiales

today3 de abril de 2024 47 5

Fondo
share close

En una fecha tan significativa como el Día Mundial del Síndrome de Down y coincidiendo con el Domingo de Pascua de Resurrección, el Museo de sitio de Chan Chan abrió sus puertas para recibir a más de 70 niños y adolescentes con habilidades especiales, junto con sus familias. Esta experiencia única, enmarcada en el tour «Sin Límites», organizado por la asociación Huachaque Chimora, no solo permitió a los visitantes conocer la historia y la grandeza de la cultura Chimú, sino que también les brindó la oportunidad de participar en talleres vivenciales de dibujo, pintura y modelado de arcilla.

La visita del sitio arqueológico, incluido en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, tuvo como objetivo principal sensibilizar y concientizar sobre la importancia de la inclusión y el respeto a la diversidad.

La jornada comenzó con un recorrido por el museo, donde los guías explicaron con detalle cada uno de los ambientes que conforman este espacio que guarda la memoria de la cultura Chimú. Los visitantes, pertenecientes a la asociación «Amor Sin Límites», aprovecharon para capturar algunos momentos especiales en fotografías, antes de adentrarse en la sala de maquetas, donde pudieron apreciar la grandeza de Chan Chan, así como cerámicas, textiles y esculturas de madera.

Posteriormente, los participantes se trasladaron a los ambientes contiguos al museo, donde se llevaron a cabo los talleres vivenciales. Durante casi una hora, los visitantes dibujaron y pintaron elementos asociados a la cultura chimú, como relieves de peces, aves y ardillas, mientras que otro grupo se dedicó a modelar en arcilla imágenes de Chan Chan. En todo momento, fueron estimulados y apoyados por el personal del museo y la Unidad del Centro Panamericano.

La Policía de Turismo se sumó a esta noble iniciativa facilitando un bus adaptado para trasladar a los visitantes durante su estancia en Trujillo y Huanchaco. La experiencia culminó con un recorrido por la Plaza Mayor de Trujillo, una visita a Huanchaco y la Sala Expositiva de Imarte, donde los participantes tuvieron la oportunidad de cabalgar sobre el mar en caballitos de totora, tal como lo hacían nuestros ancestros los chimúes.

Esta jornada, cargada de emociones y aprendizajes, dejó en evidencia la importancia de promover un turismo inclusivo y accesible, así como el valor de nuestro patrimonio cultural como herramienta de sensibilización y unión entre las personas.

¡Que se repita la experiencia y que el arte y la historia sigan siendo puentes de conexión y enriquecimiento para todos!

¡Gracias por compartirlo!

Escrito por PerúFolk

Rate it

DESCARGA NUESTRA APP

0%